ADMISIÓN

Todo aquel que manifieste tener un espíritu joven, persiga un plan de desarrollo profesional y cumpla con los requisitos que solicitamos para ingresar puede ser aspirante de nuestra oferta educativa.

Sin embargo tener ganas y cumplir los trámites no bastan para identificarse con nosotros; el egresado de bachillerato que nos elija debe garantizarse a sí mismo el compromiso de no perderse la oportunidad de vivir una experiencia de excelencia educativa; debe estar preparado para enfrentar atractivos retos en nuevos escenarios y mantener un perfil de aplicación constante. Esto lo coloca invariablemente en las miras institucionales que siempre están apuntando a lo mejor del mundo.

El aspirante que consigue ser miembro de nuestra comunidad ha adquirido un compromiso  personal de humanismo y civilidad bajo un estricto control de sus actitudes al interior de la Institución; quien es parte de nuestra gente debe mantener una línea cualitativa de mejora continua anteponiendo los intereses individuales en beneficio del crecimiento organizacional de su alma mater.

Quien logra estar entre nosotros sabe que nuestro círculo no tiene límites y su radio de acción abarca a toda la República Mexicana y más allá de las fronteras a través de las grandes relaciones internacionales construidas con lo mejor que tenemos: tú mismo.

Si eres aspirante piensa muy bien el universo que tienes delante de ti y no dudes en decidirte para no perdértelo.

¡Acércate más!